inicio
Un millón de pensionistas pueden verse afectados en sus planes de vacaciones a partir de octubre 2019

Los hoteleros españoles que trabajan con el Programa de Vacaciones de Mayores no se lo pueden creer. A pesar de la presión ejercida tanto a los anteriores responsables como a los nuevos tras el cambio de gobierno en 2018, a pesar de la importancia de este programa para el mantenimiento del empleo en las zonas vacacionales, a pesar de las numerosas reuniones y de las promesas de planificación hechas por los responsables del IMSERSO, el Ejecutivo va a entrar en funciones sin haber aprobado los pliegos para la nueva adjudicación de este programa que posibilita los viajes de invierno para casi un millón de jubilados españoles.

La promesa inicial indicaba que durante el mes de diciembre de 2018 se aprobarían los pliegos para que todo el proceso de adjudicación y resolución se hiciera con los márgenes suficientes para poder solventar cualquier problema o recurso que pudiera presentarse, y que no afectara a la puesta en marcha del programa. Es necesario recordar el desastre y caos organizativo que ocurrió hace cuatro años cuando el programa no pudo comenzar en la fecha prevista y prácticamente fueron 3 meses de retraso que propiciaron el desempleo para miles de trabajadores y que miles de pensionistas españoles no pudieran viajar en las fechas previstas. Cientos de hoteles tuvieron que acudir a expedientes de regulación de empleo y cerrar sus puertas ante la falta de clientes por el caos y la burocracia administrativa.

Pues un escenario similar es posible que se repita en 2019: desconocemos los motivos pero estamos a finales de febrero y los pliegos siguen sin ser aprobados en el Consejo de Ministros, cuando deberían estarlo antes de que hubiera acabado 2018 cuando no se sospechaba el adelanto electoral. Seguramente este retraso tiene su origen en los presupuestos que han sido rechazados en el Congreso, pero no tiene justificación pues los presupuestos prorrogados también contemplan la partida necesaria para este programa que debería poder ejecutarse sin solución de continuidad.

A pesar de que hemos reclamado al Imserso información sobre el estado de la tramitación de los nuevos pliegos, no hemos recibido ninguna noticia sobre la planificación que preparan sus responsables.

El Programa de Vacaciones de Mayores es seguramente uno de los programas sociales que más alegría le dan cualquier gobierno: no sólo proporciona felicidad y vacaciones a casi un millón de jubilados, sino que es un negocio redondo para las arcas del Estado: con un presupuesto de 63 millones de euros, el programa posibilita una recaudación en impuestos, en cotizaciones a la Seguridad Social y en ahorro de prestaciones por desempleo de casi 100 millones.

El sector hotelero español está muy descontento con el tratamiento que los responsables políticos están haciendo con este programa: no sólo no han atendido las reivindicaciones de un sector que invierne miles de millones en la mejora de infraestructuras, sino que ni siquiera son capaces de cumplir la obligación administrativa mínima que es tener los pliegos aprobados en tiempo y forma.

Es posible que nos encontremos ante una nueva situación inédita de que un millón de pensionistas españoles no puedan viajar el próximo invierno si en la última reunión del Consejo de Ministros prevista para este viernes 1 de marzo no se aprueban estos pliegos.

 

| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |