inicio
Les seré sincero, cuando en el artículo de Octubre reflexionaba sobre la posibilidad de una clasificación hotelera europea y predecía que lejos de ser una utopía, era sólo cuestión de tiempo, no me imaginaba que sería una realidad tan inmediata. Sin duda, el auge de las páginas de opinión en internet (hotel review websites), cuyo uso de clasificaciones alternativas devalua las clasificaciones oficiales, las presiones del lobby europeo de los consumidores y, sobretodo, la mención específica de la necesidad de una mayor transparencia para la clasificación hotelera europea que hace la Directiva Europea de Servicios, cuyo plazo para que los Estados miembros de la Unión Europea la transformasen en leyes nacionales expiró el pasado 28 de Diciembre, han propiciado el nacimiento de la “Hotelstars Union”, que significa el paso definitivo para la armonización de los distintos sistemas de clasificación europeos y la consecución, en un futuro próximo, de un único sistema de clasificación europeo.
 
El pasado 14 de Diciembre, bajo el patronato de HOTREC, las asociaciones nacionales de hoteles de Austria, Alemania, Suiza, República Checa, Hungría, Holanda y Suecia crearon la “Hotelstars Union”, adoptando así a partir del 1 de Enero del 2010, un sistema de clasificación hotelera común, compuesto por 270 criterios clasificatorios, que combina una serie de criterios mínimos por categoría con una serie de criterios opcionales, que se pueden cumplir para conseguir los puntos requeridos para la obtención de las distintas categorías. Los criterios clasificatorios de la “Hotelstars Union” ponen un emfásis especial en áreas como la gestión de calidad (quality management), el wellness y el descanso de nuestros clientes (sleeping comfort).
 
El sistema de clasificación hotelera común de estos siete países europeos se basa en los 21 principios para la creación y/o la revisión de sistemas de clasificación hotelera nacionales/regionales en Europa que fueron aprobados en la Asamblea General de HOTREC, que se celebró en Barcelona del 5 al 7 de Noviembre. Estos 21 principios ya establecen novedades respecto a “nuestros sistemas de clasificación” como son la introducción de elementos de gestión de calidad, los controles periódicos de los hoteles o la participación de la industria en la gestión y control del sistema de clasificación.
 
La posición de la industria hotelera española para influir en el futuro sistema de clasificación hotelero europeo no es fácil, pero no eso no puede servirnos de excusa para no hacer nada y acabar implementando una clasificación diseñada por paises con una tradición hotelera muy distinta a la nuestra. Y, ¿por qué lo tenemos complicado? Pues porque en España, una de las primeras competencias que se transfirieron a las comunidades autónomas fue la del sistema de clasificación hotelera. Aunque con diferencias mínimas, cada gobierno autonómico tiene su propia legislación en cuanto a establecimientos hoteleros. Así pues, nos encontramos ante la paradójica situación que mientras en Europa se avanza hacia una sola clasificación hotelera europea, en España tenemos diecisiete sistemas de clasificación.
 
La industria hotelera española, debería exponer la situación actual a los gobiernos autonómicos para que éstos nos dejaran liderar la creación de un nuevo y único sistema de clasificación hotelero español, que cumpliese con los 21 principios de HOTREC, y nos permitiera ser el primer país del sur de Europa en ingresar en la “Hotelstars Union”, participando en la toma de decisiones que condicionarán el futuro de la clasificación hotelera europea.
 
El 5 de Marzo, el presidente de HOTREC y su secretaría general presentaron la Hotelstars Union a John Dalli, el nuevo Comisario de Salud y Políticas de Consumidores de la Comisión Europea; el 14 de Abril harán lo propio en la Organización Mundial del Turismo en Madrid. No hay que ser ingenuos y obviar las ganas de estas organizaciones internacionales en meterle el guante a la clasificación hotelera. Esto significa que, tarde o temprano, tendremos alguna iniciativa legislativa europea que tomará como base el sistema desarrollado por la “Hotelstars Union”. Si los propios hoteleros de siete paises europeos le han hecho el trabajo, cómo va la Comisión Europea a desaprovechar una oportunidad como ésta para obligar al resto de países europeos a armonizar sus sistemas de clasificación con el de la “Hotelstars Union”.
 
El futuro de la clasificación hotelera europea es el sistema de clasificación desarrollado por la “Hotelstars Union”. Ahora sólo falta saber si seremos lo suficientemente hábiles como para ingresar voluntariamente, creando una nueva y única clasificación hotelera española, que cumpla con los 21 principios armonizadores de HOTREC, o por el contrario, lo haremos obligados por legislación europea. Que nadie se lleve a engaño, no será fácil convencer a los 17 gobiernos autonómicos que confíen en la industría una de sus competencias, pero tampoco lo fue para la asociación hotelera de Austria, que en su momento tuvo que convencer a sus 9 gobiernos regionales. Sé de buena fuente, que la región del Tirol, al principio, no quería saber nada de una única “clasificación austríaca”, aunque ésta fuese la llave para entrar en la “Hotelstars Union”. Afortunadamente para la hostelería austriaca, el gobierno del Tirol acabó entendiendo que no había alternativa, y que no es lo mismo ser una de las estrellas que estrellarse contra ellas.
 
Por Didac García Carreté, Director de asuntos europeos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
| Normas de uso | Política de privacidad | Contacte |